La campaña que distingue con una chapa a los vascos que hablan euskera, llega a los colegios

El gobierno vasco y otras instituciones han puesto en marcha una campaña para marcar con una chapa a las personas según su conocimiento del euskera.

Disfrazada bajo términos y expresiones asociadas a algo positivo, se esconde lo que no es otra cosa que ingeniería social, un lamentable intento de cambiar el idioma de las personas, como todo lo que está relacionado con la mal llamada normalización lingüística, que es cualquier cosa menos normal, de hecho este tipo de prácticas que hasta ahora se tenían como algo son denostadas en todos los países. En el caso de la campaña Euskaraldía, además, se trata de un lamentable señalamiento.

Promocionada desde el Gobierno Vasco, ayuntamientos y otras instancias, se vende como un intento de “Librar la batalla por afianzar el euskera, romper inercias y participar de un cambio de hábitos lingüísticos”. Los participantes deben inscribirse en un registro y convertirse en ahobizi, persona que entiende y habla euskera, o besariprest, que solo lo entiende. En ambos casos la persona deberá llevar una chapa con una boca o con una oreja según sea su grado de conocimiento. La campaña, que tiene un presupuesto de de 40.000 euros, http://www.euskadi.eus/web01-s2hhk/es/contenidos/anuncio_contratacion/expjaso12003/es_doc/es_arch_expjaso12003.html , y se extiende a Navarra y Logroño, está causando malestar entre personas que se sienten presionadas en su lugar de trabajo porque les ofrecen lucir una chapa “para que los clientes sepan cómo relacionarse con ellos”.

Algunas de esta quejas han llegado a Hablamos Español, y al hacer un seguimiento de esta campaña, nos hemos encontrado con al menos un colegio que la está aplicando a los niños, en este caso la chapa lleva figuras de Batman. Dado que la Euskaraldía está, en principio, dirigida a mayores de 16 años, nos hemos puesto en contacto con responsables del Gobierno Vasco para informarles de que esto está sucediendo. La campaña se difunde con el payaso Porrotx como gancho. Cabe recordar que bajo este nombre artístico está José María Aguirretxe, exconcejal de Herri Batasuna en Lasarte.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Me parece una súper barbaridad. Un abuso, una coacción, totalitarismo, dictadura (birria), cerrar horizontes, una encerrona, estabulación, barreras, etc.
    En CAT hacen lo mismo: El lacito, que está en las fachadas de los Ayuntamientos, en organismos públicos y que lo llevan algunos (NaZis, LaZis) en la solapa, en balcones particulares.
    Los que no llevamos LaZi somos los inadaptados, heterodoxos, desobedientes,etc.

  2. Doctora Luisa Delgado

    Hoy en la parada del autobús como he visto a 2 chicas con la chapa vomitiva esa me he sentado al lado de ellas para ver si tanto hablaban euskera.

    Hablaban euskera pero me llamaba la atención que decían frases en español. Esas frases en español eran expresiones de sentimientos, es decir, lo que a uno le sale natural y ahí se apreciaba que su idioma materno es el español, por mal que les pese.
    Cuando se cansaban ya de hablar euskera pasaban al español.

    Con esta anécdota es una muestra más de que el uso del euskera es forzado, antinatural en la mayor parte de el País Vasco. Veo a muchos niños hablar a sus hijos en euskera pero luego entre los adultos hablan en español.
    ¿Pero no desean tanto hablar en euskera? ¿Por qué entre los niños sía y no entre los adultos? Reconocer que uno pasa del euskera es muy controversial.
    ¿O no será que más que interés en el euskera por parte de los padres es una forma de no ser señalado socialmente a través de un euskera instrumentalizado?

Opina sobre esta entrada: