La participación de la comunidad escolar en la elaboración de los proyectos lingüísticos en la Comunidad Valenciana es una farsa.

0

29/01/2021

Profesores de secundaria están trasladando a Hablamos Español la indignación que se percibe en las reuniones de departamento al abordar la cuestión del reparto de lenguas por asignatura para el curso próximo. El profesorado nos pide que advirtamos que no existe el proceso participativo señalado en la ley a la hora de elaborar los proyectos lingüísticos de los centros. Ni las familias ni el profesorado tienen realmente voz en su elaboración. Todo viene dispuesto “desde arriba”. Los centros de secundaria no pueden impartir menos asignaturas en valenciano que las que tenían en el centro de primaria de referencia y en estos, la ley les obligó a llevar también el porcentaje de español al mínimo sin tenían alguna línea en valenciano antes de entrar está ley, y eso ocurría de forma generalizada en todos los colegios de la red pública.

La Ley 4/2018, de 21 de febrero, por la que supuestamente se regula y promueve el plurilingüismo en el sistema educativo valenciano, recoge en su artículo, 16, cómo han de elaborarse los proyectos lingüísticos (PL), que son los textos que establecen cómo se lleva a cabo el reparto de asignaturas por idioma en los centros de enseñanza.

Ese artículo señala que la elaboración de los PL “será el resultado de un proceso participativo que se basará en criterios pedagógicos.”

Desde la Asociación Hablamos Español, queremos informar a la comunidad educativa y a la opinión pública, en general, que en la práctica eso no sucede.

El mismo artículo de la ley señala lo siguiente respecto al PL de los centros de Secundaria.

Artículo 16.6

 El proyecto lingüístico de centro de los centros de educación secundaria obligatoria se adaptará de acuerdo con los proyectos lingüísticos de centro de los centros adscritos de educación infantil y primaria. La conselleria competente en materia de educación velará por la coherencia y progresividad de los itinerarios a través de las diferentes etapas educativas.

Teniendo en cuenta la insignificante presencia del español en los centros públicos de primaria de la Comunidad Valenciana, exceptuando las zonas castellano hablantes, no hay margen para elegir. Esto establece en la Disposición Adicional Quinta de la ley

Disposición Adicional Quinta

Aplicación a los centros con un programa plurilingüe de enseñanza en valenciano.

Los centros de educación infantil y primaria que en el momento de entrada en vigor de

esta Ley tienen autorizado un programa plurilingüe de enseñanza en valenciano tendrán que establecer un porcentaje vehicular en valenciano igual o superior al que tienen autorizado y respetar las disposiciones de esta Ley que configuran el Programa de educación plurilingüe e intercultural.

Por lo tanto, no existe el proceso participativo que simula establecer la ley. En la práctica se imponen los porcentajes en valenciano, dejando la presencia del español como una anécdota, tanto en Primaria como en Secundaria. Por otra parte, los criterios pedagógicos a los que alude la ley son, asimismo, inexistentes. Ningún pedagogo serio aceptaría como positivo que se obligue a estudiar en lengua diferente de la materna de forma obligatoria.

Hablamos Español advierte que todo parece indicar que los objetivos del gobierno de la CV son implantar un sistema similar al de Cataluña, y extenderlo  a medio plazo a las zonas castellanohablantes, del mismo modo que en Navarra se extenderá la euskaldunización a las zonas no consideradas hasta ahora vascófonas, mientras en el la Comunidad Autónoma Vasca se elimina el modelo A, con el español como lengua vehicular.

Más información 608 276 103

 

 

 

 

 

¡Comparte esta entrada!
Share.

Deja un comentario